20:50 Minuto 5. Tras Este Susto

En esos años, el equipo filial vivió sus mejores años consiguiendo un subcampeonato en la Copa del Rey de 1980, cuya final fue una auténtica fiesta del madridismo ya que se disputó en el Estadio Santiago Bernabéu entre dos de los equipos de fútbol del club: el Real Madrid C. F. y el Castilla Club de Fútbol. La primera ante el Borussia Mönchengladbach alemán ante el que remontaron un 5-1 de la ida, para vencer por cuatro goles a cero en Madrid merced al valor doble del gol en campo rival. Estas nuevas generaciones en todas sus secciones siguieron con la estela marcada por Di Stéfano y los suyos, aumentando el palmarés y el dominio del club con más de cien títulos en apenas cuatro décadas desde los años cicuenta, afianzándose así como referente deportivo mundial.

«bestias negras», el Košarkaški Klub Cibona liderado por el entonces considerado mejor jugador del baloncesto europeo y que fichó cuatro años más tarde por el conjunto blanco, Dražen Petrović antes de su marcha a la National Basketball Association (NBA). Al año siguiente el club conquistó su segunda Recopa de Europa (1989) en lo que para muchos entendidos de este deporte fue el mejor partido de baloncesto jamás visto en el viejo continente. Una trágica paradoja quiso que los caminos de dos de los más grandes baloncestistas de la historia del club tuviesen el mismo triste final: Dražen Petrović falleció en similares circunstancias a las de Fernando apenas un año después.

El título supuso que el entrenador Sáinz se convirtiese en el primero en lograr las tres competiciones de Europa de baloncesto, y que Petrović llegase al club. El título se definió en los últimos siete minutos del encuentro cuando Pedro Álzate (quién acababa de ingresar al campo) anotó el gol del título de 1971. Ese año Santa Fe tuvo la mejor delantera con 103 goles a favor y la segunda mejor defensa con 48 goles en contra. En su primer año como entrenador blanco el ídolo hispano-argentino llevó consiguió llevar al equipo a disputar cinco finales, pero lamentablemente no consiguió ganar ningún título.

La vuelta de Pedro Ferrándiz, «Lolo» Sáinz y Fernando y Antonio Martín, llevaron al club a conquistar la Copa Korać, único título baloncestístico que faltaba en las vitrinas del club. Algunos de los grandes jugadores que a lo largo de la historia vistieron la camiseta blanca y celeste fueron: Matías González (campeón del mundo con la selección uruguaya en 1950), Rubén “El Tiza” Morán (campeón del mundo con la selección uruguaya en 1950), Carlos María “El Polaco” Carranza (campeón de América con la selección uruguaya en 1956), Rinaldo Fioramonte Martino, Julio Dalmao (campeón de América con la selección uruguaya en 1959), Juan “El Loco” Pintos, Miguel de Brito, Víctor Espárrago, Juan Masnik, Waldemar Victorino, Rogelio Domínguez, Rubén “El Marqués” Sosa, Norberto “Muñeco” Madurga, Carlos “Toti” Veglio, Héctor “El Indio” Morán, Líber Vespa, Henry Homann, Oscar Javier Morales, Mario Regueiro, Álvaro Pintos (máximo goleador de la historia del club con 87 goles), Jorge Artigas, Horacio Peralta, Diego Godín (campeón de América con la selección uruguaya en 2011), Rodrigo Mora, entre otros.

↑ Ortiz Jiménez, Juan Diego (13 de julio de 2008). «Víctor Hugo Aristizábal, un jugador con una vida llena de récords». La colección tuvo 3 camisetas: dos titulares, una para el Torneo Apertura 2008 y otra para el Torneo Finalización 2008, y una alternativa blanca para todo el año. Los hechos se repitieron la temporada siguiente -la de la salida de los hermanos Martín a Estados Unidos-, con un nuevo doblete y en donde de nuevo el genial jugador serbio del K. K. Cibona, apeó a los blancos en Europa en las semifinales del torneo que finalmente ganó por segundo año consecutivo frente a un Žalgiris Kaunas liderado por un joven Arvydas Sabonis, que también recaló a posteriori en el conjunto madridista.

El equipo remontó por 6-1 un resultado adverso ante el R. S. C. Anderlecht frente al que había perdido por 3-0 en la ida. El Madrid remontó la eliminatoria tras vencer por 3-0 a los italianos para acceder a la final. La entidad Real Madrid C. F. era ya a esas alturas un referente mundial en el mundo del deporte, equipacion de futbol que vivió su época más dorada de mano de algunos de los más grandes deportistas de la época. Con estos jóvenes futbolistas asentados en el primer equipo y liderados por el madrileño Emilio Butragueño, que daba nombre al grupo, el club conquistó cinco Ligas consecutivas (1986-1990) -igualando el récord del Madrid de los años 60 de Di Stéfano.

En el fútbol, la conocida como la generación de futbolistas de «La Quinta del Buitre» fue forjándose en las categorías inferiores del club. En aquel filial militaron jugadores como Agustín Rodríguez, Ricardo Gallego o Francisco Pineda, predecesores de la que sería la para muchos aficionados la mejor generación de canteranos que ha dado el club en su historia: «La Quinta del Buitre». Esta generación, considerada por muchos aficionados como la mejor formación de canteranos que ha dado el club, cerraba unos gloriosos años que dejaban paso a la etapa reciente del club, donde su dominio enflaqueció, para vivir los años de mayor disputa futbolística vividos en España desde los primeros años del siglo xx.

En el caso de que usted amado este artículo informativo junto con usted desea ser dado más información sobre camisetas futbol originales camisetas futbol originales le imploro que detenga por nuestra página.