Historia De Atlético Nacional

El 13 de julio se jugó el partido de vuelta en Medellín, a los 8 minutos, el argentino Jonathan Calleri anotó un gol para São Paulo, dejando la serie 2-1, pero a los 15 minutos Miguel Borja marcó su tercer gol en el club y el empate parcial para Nacional; en el segundo tiempo, en el minuto 76, hubo una mano dentro del área del defensor Carlinhos, provocando penal a favor de Nacional, la falta fue cobrada por el mismo Borja, marcando su cuarto gol en la Copa Libertadores en tan sólo 2 partidos y convirtiéndose en el goleador del club en la competición.

Manchester United Goalkeeper Camiseta de Fútbol 2000 - 2002. Sponsored ... El 4 de julio disputaría la gran final ante Argentina, cayendo en un cerrado juego 2-1, en lo que hasta ese momento era la mejor actuación de una selección mexicana en competencias internacionales fuera del país. El torneo comenzó el 13 de julio de 1930 con 13 participantes, entre los cuales estaba Perú. México integró el grupo “A” junto a Canadá, Honduras y Jamaica; victorias 4-1 y 3-1 sobre Jamaica y Canadá respectivamente, así como un empate a uno contra Honduras permitió al equipo clasificar a semifinales donde cayó sorpresivamente ante Estados Unidos el 5 de julio. Al final, Honduras y El Salvador asistirían a España ’82.

Los directivos permitieron que nuevamente se jugara un hexagonal definitivo en un solo país para clasificar a España 1982, y Honduras fue la sede. En la primera fecha cayó ante El Salvador en San Salvador, sin embargo se recompuso en el camino a la clasificación ya que consiguió tres victorias contundentes en el Azteca frente a Honduras (3:0), El Salvador (3:1) y Canadá (4:0). En la penúltima fecha, venció a los hondureños por 4:1 en Tegucigalpa. La selección comenzó su camino rumbo a la Copa del Mundo en 1992 dentro de la segunda fase eliminatoria, entablando el grupo que integró al lado de Honduras, Costa Rica y San Vicente; consiguió en la primera fecha un 4:0 sobre San Vicente en Kingstown, venció en el Azulgrana 2:0 y 4:0 a Honduras y Costa Rica respectivamente, perdió en San José 2:0 frente a Costa Rica, goleó 11:0 a San Vicente siendo esta la mayor goleada en la historia del tri, y empató con Honduras 1:1 en Tegucigalpa, así clasificando con ello como líder al cuadrangular final.

Primero, se empató sin goles con Guatemala, otro empate por 1-1 con Honduras, una goleada de 8-0 sobre Curazao y una escandalosa derrota de 4-0 en el penúltimo encuentro frente a Trinidad y Tobago decretaron la eliminación que no fue salvada ni con la victoria por 1-0 sobre el equipo local de Haití en el último encuentro. En el encuentro que se disputó en Lima, obtuvo una victoria por marcador de 1-0 con un gol anotado por Oblitas. Su primera fase muy destacada: el debut fue el 3 de junio frente a Bélgica, con victoria de 2-1 con goles de Fernando Quirarte y Hugo Sánchez, ante 100 mil espectadores.

El comienzo, prometedor al golear 4-0 a Cuba, fue la única victoria que se obtuvo, ya que después se empató 1-1 con Haití, derrota ante El Salvador por la mínima diferencia y otro par de igualadas, 1-1 con Canadá y 0-0 con Honduras. El denominado «Gigante de la Concacaf» comenzó con una debacle en 1973 al perder su clasificación al Copa del Mundo de Alemania 1974 en Haití, donde se desarrolló el hexagonal definitivo. El choque con la realidad fue contundente: Túnez ganó 3-1 en el primer partido celebrado el 2 de junio, después vino la debacle total al perder por goleada de 0-6 ante Alemania Occidental y finalmente Polonia ganó 3-1 en el último cotejo para consumar la peor actuación del «Tri» en un Mundial, pues había grandes expectativas.

Las cinco Copas de Europa consecutivas se mantienen como la mejor actuación lograda nunca por un equipo en la historia de la competición. Nuevamente la Federación Mexicana de Fútbol realizó un ambicioso plan de preparación de cara a la Copa del Mundo, incluyendo giras en los cinco continentes, torneos amistosos en suelo nacional y la división de la temporada 1985-86 de la Primera División en dos torneos cortos (PRODE 1985 y México 1986) jugados sin seleccionados. Bajo este esquema de planificación, la selección fue dividida en dos cuadros, el “A” y el “B”, que de manera simultánea ejecutaron la serie de partidos internacionales planeados por la Federación entre 1983 y 1984. Finalmente en 1985, el ya llamado popularmente Tri, se convirtió en un solo cuadro que continuo con duelos de alto nivel, como el torneo amistoso celebrado en el Azteca contra Italia, Inglaterra y Alemania.

Ante el fracaso en la Copa Oro, la Federación dio un vuelco a la tradicional elección de entrenadores forjados en el medio nacional y contrató al técnico argentino César Luis Menotti, campeón mundial en Argentina 1978. Quien más allá de un estilo futbolístico innovador para el cuadro mexicano, impuso una nueva mentalidad positiva y ganadora en el jugador mexicano, esto a través de las giras realizadas a Europa durante 1992. El proyecto de Menotti se cortó de tajo tras su renuncia en noviembre de dicho año, luego de que una serie de conflictos administrativos le costaran el puesto a los dirigentes que lo habían contratado, y por lealtad decidió apartarse de su cargo.

Los nuevos dirigentes nombraron a Miguel Mejía Barón como director técnico, quien no realizó grandes cambios al esquema de actitud y mentalidad impuestos por Menotti, camisetas de futbol economicas pero si amalgamo de mejor manera el estilo táctico. Sin embargo, tan tradicional vestimenta, no comenzó a ser utilizada sino hasta el Campeonato Panamericano 1956, esto como un intento de alentar la identidad nacional a jugadores y afición, ligándolos con el uniforme del equipo mexicano.